El posicionamiento SEO y el Branding en Internet

branding-marca

Antiguamente, los pescadores salían al mar con redes pequeñas con las que atrapaban un puñado de peces. A día de hoy, cuentan con arrastres mucho más potentes con los cuales pueden llegar a mayores profundidades con un esfuerzo irrisorio por parte de la tripulación, si lo comparamos con los viejos tiempos.

El SEO actual es algo muy similar. Cualquier campaña de branding o de relaciones públicas que ignore el vital rol del SEO está destinada a fracasar o, al menos, a tener un rendimiento por debajo de lo que potencialmente sería posible.

Lanzar una campaña de branding sin una estrategia SEO es como conducir por la autopista llevando puesta la segunda marcha. Quizás llegues al final a tu destino, pero no solo habrás perdido tiempo, sino que es posible que hayas fundido el motor mucho antes de llegar. No solo es que no sea efectivo o eficiente, es que si tenemos cinco marchas hay que usarlas todas.

Una estrategia SEO es como una red de pesca excepto por el hecho de que tenemos que “echar el anzuelo” a personas. Las personas correctas. Estas personas correctas, nuestro público objetico, son aquellas personas interesadas en lo que ofrecemos o buscan soluciones a problemas que podemos resolver.

Personas que se mueven por motivos que entendemos en profundidad, con los cuales empatizamos y con los cuales podemos comunicarnos a través de una landing page. Esta es la manera en la cual podemos atraer a nuestro público objetivo como un imán y convertirlos en nuestros clientes.

Es importante recordar que no se trata de una estrategia limitada a grandes empresas. Incluso las pequeñas empresas, sobre todo aquellas que operan a nivel local, pueden disfrutar de las ventajas de un plan SEO.

Con conocimiento de causa o no, muchas empresas concentran sus campañas de marketing en eslóganes resultones o creativos porque así se lo recomiendan sus consultores. Esta estrategia sin embargo crea el riesgo de crear una línea divisoria entre la empresa y su mercado.

Los anuncios podrían tener muy buena pinta, pero podría impedir que llegáramos a un buen número de cliente, perdiendo por tanto un buen número de ventas y por tanto posibilidades de aumentar el negocio.

SEO y Branding nos son estrategias excluyentes

A menudo se escuchan discusiones sobre si es mejor el SEO o el branding, como sí la elección de una de las estrategias tuviera que dejar fuera a la otra.

Desafortunadamente, esta división solo conduce a peores resultados para los clientes. SEO y branding pueden y deben trabajar juntos de una forma cohesiva para crear unas sinergias que no tendrían por separado. El impacto del SEO branding puede ser duradero y con objetivos medibles.

Tristemente, todavía se ven campañas de SEO y de branding totalmente desincronizadas. Lo que podría ser una enorme posibilidad de hacer crecer el negocio se deja de lado, los clientes no utilizan su potencial y ambos pierden en el largo plazo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*